Mitos de la sexualidad: La masturbación femenina

La masturbación femenina

 

Si bien en el caso de las mujeres las estadísticas muestran índices menores en su incidencia y frecuencia masturbatoria, tenemos que hacer algunas consideraciones al respecto, pues hay diversas conductas que no son consideradas como masturbatorias, pero al analizarlas mejor, descubrimos en ellas conductas auto estimulatorias de naturaleza sexual;

 

 

Así tenemos que Ellis (en Brecher 1973) observó en una estación de ferrocarril en Suecia, a una joven campesina apoyada contra el respaldo de su asiento, con las piernas cruzadas, oscilando su pie con un movimiento rítmico y vigoroso, hasta que de pronto, su cuerpo se contrajo espasmódicamente. Su palidez y su transformación no dejaban lugar a dudas al observador bien informado del significado de aquella maniobra aparentemente inocente. Así como ‚esta, existen otras maniobras, igualmente “inocentes” más conocidas, como el montar bicicleta, particularmente con aquellas sillas antiguas de sillín muy curvado, el montar caballo, etc.

 

Son muchas las posibles razones por las que muchas mujeres encuentran mayor satisfacción sexual en la masturbación, una de ellas es que debido a las numerosas terminaciones nerviosas en la región del clítoris y de la vulva muchas mujeres encuentran que la masturbación y otras formas de estimulación directa les proporciona más orgasmos, en sucesión más rápida y con una respuesta física más intensa que el coito.

 

Se ha encontrado que de todos los tipos de actividad sexual, la masturbación es la más satisfactoria en las mujeres, pues ‚esta conduce al orgasmo en el 95% de las veces, además se llega al clímax en mucho menos tiempo que con cualquier otra técnica; menos de 4 minutos en el 75% de los casos (Hite 1976, Kinsey y col. 1953, en McCary 1983). Y es mucho más frecuente de lo que se cree en el grupo de mujeres “sexualmente maduras”, pues el 30% de las casadas complementa su vida sexual con la masturbación (Kinsey y col. 1953, en Mc Cary 1983).

 

Hite (1976) encontró que el 82% de su muestra se masturbaba con regularidad. Caballero (1990) encontró que el 35.9% de mujeres se había masturbado; y el 66.6% de mujeres se masturbaba al momento de hacerse la investigación. Igualmente existía un grupo que además de tener relaciones sexuales también se masturbaba. De las mujeres no casadas entre los 50 y 70 años, el 59% admitieron practicar el autoerotismo, en comparación del 30% de mujeres casadas del mismo grupo de edad.

Sexualidad femenina

 

Pages 1 2 3 4