Mitos de la sexualidad: La masturbación femenina

Mitos acerca de la masturbación

 

Uno de los problemas al hablar de masturbación es la mitología que se ha creado acerca de su práctica; estas falsas creencias tienen las más diversas procedencias y un común origen: La ignorancia.

 

Uno de los mitos más extendidos es el que la masturbación es dañina. Se teme que una eyaculación muy frecuente (sea por masturbación o por coito) causa pérdida de fuerzas, desgaste excesivo del organismo o incluso problemas emocionales (Ochoa, 1991). Esto no sólo ocurre en la cultura occidental, sino también en la tradición milenaria de China, donde se afirma que por medio de la eyaculación se pierde energía vital que evita emprender otras actividades.

 

Estos mitos se extienden a sectores supuestamente ilustrados como el de los estudiantes de medicina que en un 15% cree que la masturbación causa trastornos mentales (Lief 1979; Maxmen 1986, en Ochoa 1991).

 

Otro mito más o menos difundido acerca de la masturbación femenina, es que produce un aumento del clítoris, la cual es totalmente falsa (Ochoa 1991).

Masturbación femenina. ¿Mito o realidad?

Pages 1 2 3 4