Mitos de la sexualidad: La masturbación femenina

Sexualidad, el tabú de la masturbación femenina

 

Desde siempre hemos visto como nuestros compañeros de clase hablaban abiertamente de sus “pajas”, sin importar quien estuviera escuchando sus relatos onanísticos. Y esto lo hacían, no sólo sintiéndose libres para hablar de ello, sino también, siendo capaces de presumir y contar con lujo de detalles estas experiencias, mientras nosotras nos resignábamos a guardar silencio entre nosotras, las chicas y por supuesto más aún delante de nuestros compañeros.

 

En este artículo hemos hecho un resumen de varios estudios científicos y de otras fuentes que nos permiten derribar ciertos mitos sobre la sexualidad.

 

Es indudable que la mayoría de los jóvenes se masturba y lo hace desde el inicio de la pubertad como parte del descubrimiento natural de su sexualidad; y continua haciéndolo durante la adolescencia, pues es la práctica sexual más asequible y la utiliza para la liberación de sus impulsos de naturaleza sexual. En la juventud y adultez continua practicándola cuando no cuenta con una pareja o como una forma de autoerotismo por sí misma.

 

Igualmente la ensoñación constituye una actividad auto erótica, aunque no siempre van acompañadas de manipulaciones conocidas como masturbación, mientras que los sueños eróticos muchas veces si son acompañados por la masturbación en forma inconsciente, pues ocurre mientras se duerme.

 

En la actualidad, a pesar de que casi hay consenso en la comunidad sexológica mundial acerca de la inocuidad de la masturbación, aun se escuchan voces opositoras y condenatorias, generando opinión y difundiendo sus ideas. Por ello aun persiste la desinformación, la confusión y contradicción con relación al tema.

Sexualidad femenina

Pages 1 2 3 4